Trabajar en Valencia: claves de éxito

Una de las tareas que tantos ciudadanos españoles desean poseer en la actualidad es ejecutar actividades laborales y profesionales, a cambio, de un sustento económico. España refleja el dato de desempleo más alto de toda la Unión Europea (casi seis millones de parados). Más de un millón de familias (refiriendo a los integrantes que lo componen) no perciben, a final de mes, un ingreso fruto de su trabajo. Y, es normal que se convierta, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en la primera preocupación del habitante.

Esto no es un síntoma de felicidad, sino todo lo contrario, una manifestación de inseguridad e intranquilidad para la persona parada. Pero, existen otras inquietudes para aquellos individuos empleados dentro del entorno gremial. Los mejores trabajos en Valencia los tienes en trabajar en Valencia.

Randstad, una de las empresas más importantes y prestigiosas en el servicio de recursos humanos (RR.HH) elaboró un informe. Entrevistó a un grupo amplio de anónimos. El análisis consistió en saber la duración del empleo de los encuestados y los rasgos que más valorarían en una compañía al ser contratados.

El sondeo que se desarrolló, concluyó que un 48 por ciento ha trabajado más de un año. Un 16 por ciento, solamente, ha tenido la oportunidad de producir en una entidad (pública o privada) durante un período de entre seis y doce meses. Y, exclusivamente, un 28 por ciento ha estado ocupado, solamente, seis meses durante toda su vida laboral.

Respecto a la/s variable/s que más aprecian los entrevistados en una organización y, a la vez, reciben un sueldo de dicha corporación es la evolución personal en el cargo que adquiere (un 68 por ciento). El segundo factor imprescindible para el empleado es la presencia de una buena relación y comunicación con sus compañeros (19 por ciento). Como curiosidad, obtener una nómina decente es una constante, según los resultados finales de la investigación, poco valiosa por los cuestionados (10 por ciento).

Las personas que han efectuado el formulario poseen distintos grados educativos. Un 32 por ciento hizo la EGB; 26 por ciento obtuvieron el título de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato (BACH); un 24 por ciento recibieron la acreditación de un módulo de formación profesional; un 14 por ciento certificó tener estudios universitarios y un 14 por ciento no consiguió ningún diploma escolar.

Otro informe de Randstad que fue publicado en los primeros días de diciembre de este año hace referencia a las personas que sufren algún tipo de discapacidad. El análisis infiere que este sector es contratado por las empresas para ocupar y cubrir una plaza específica.

Las Comunidades Autónomas que más se han volcado en la contratación y han apoyado la entrada de este grupo al mercado profesional han sido tres comarcas: la Comunidad de Madrid (1.510); Andalucía (1.301) y Catalunya (1.109). Las regiones que menos han aportado, por el momento, La Rioja (77), Baleares (144) y Navarra (129). Depende, en gran medida, el volumen total de la población que haya en cada provincia.